Cabecero de cama de ratán y lana DIY

Sin categoría, toDECOlist

El cabecero de cama es una de las piezas más importantes del dormitorio y, con este proyecto DIY podrás darle un estilo moderno y súper personal. ¿Quieres saber cómo hacer un cabecero de cama DIY con ratán y lana? ¡Sigue leyendo y encontrarás instrucciones y vídeo tutorial!

Un cabecero handmade y customizable

Hacía tiempo que andaba buscando un cabezal «con pollito» para mi dormitorio. Y como no conseguía encontrarlo… ¡decidí hacerlo yo misma!

Después de semanas buscando inspiración en Pinterest, finalmente mezclé varias ideas y referencias para crear este proyecto. Para el diseño de los hilos me inspiré en el trabajo de Hayley Sheldon (¡es maravilloso!). Y equilibre la parte central con un panel de ratán, más neutro y ligero.

¿Lo mejor de todo? Que es 100% personalizable. Puedes usar los colores, hilaturas y patrones que quieras (¡incluso decorar también el ratán con un bordado a punto de cruz!). De todos los proyectos DIY que tenía en mente, lo que me hizo quedarme con este fue precisamente su versatilidad. Así, si me canso, puedo convertirlo en otro cabecero totalmente diferente cuando quiera.

Qué materiales necesitas para tu cabecero de ratán y lana DIY

  • lienzos viejunos con bastidor (yo los conseguí en Wallapop)
  • ratán
  • lana o cordel (también puedes usar algodón, rafia… ¡lo que tú quieras!)
  • aguja lanera
  • taladro
  • madera de apoyo (una viejita, que no te dé pena estropear)
  • berbiquí
  • papel de lija (de grano grueso)
  • cola de madera
  • tijeras
  • cutter
  • cinta de carnicero
  • pintura
  • brocha
  • grapadora
  • metro
  • lápiz

Cómo hacer el cabecero de ratán o rafia

  1. Pon el ratán a remojo unos 30 minutos. Al entrar en contacto con agua, la rafia se irá ablandando y será mucho más fácil de trabajar. Además, también cederá un poco. De esta forma, al secar ya fijada sobre el marco, se tensará y quedará perfecta.
  2. Despega con cuidado el lienzo del bastidor. Si el encolado es muy fuerte, puedes ayudarte con un cutter o unas tijeras.
  3. Toma la medida del bastidor y corta el ratán sobrante. Debes dejar un borde que pueda envolver el marco hasta atrás para poder fijarlo con facilidad.
  4. Encola los laterales del bastidor. Reparte la cola con un movimiento de zigzag para que cubra bien la superficie.
  5. Grapa el ratán al bastidor. Empieza por los 4 puntos central y ve tensando y grapando hacia los extremos.
  6. Pinza con los dedos el excedente de ratán de la esquina y córtalo al ras. Fija bien los extremos al marco y encola el canto.

Deja secar ¡y listo! Vamos con la parte del cabecero bordada con lanas y cordeles, estilo tapiz.

Cabecero de ratán o rafia y bordado de lana tipo tapiz DIY

Cómo hacer un cabecero bordado con lana tipo tapiz

  1. Empezamos igual: despega con cuidado el lienzo del bastidor. Si el encolado es muy fuerte, puedes ayudarte con un cutter o unas tijeras.
  2. Elimina el exceso de cola seca con papel de lija. No tiene que quedar perfecto, luego lo cubriremos con pintura.
  3. Con ayuda de un metro y lápiz, marca la distancia entre agujeros. No llegues hasta el final del marco, deja un par de cm de margen en las esquinas para que la cuadrícula de hilo no se solape con los lados del marco.
  4. Agujerea el marco con un taladro. Si lo marcas antes con el berbiquí, te resultará más fácil.
  5. Cubriremos con pintura los laterales. Protege el frontal con cinta de carnicero para que quede perfecto.
  6. ¡Hora de crear tu diseño! Aprovecha el tiempo de secado para dibujar la trama de tu cabezal.
  7. Una vez seco, retira con cuidado la cinta de carnicero.
  8. Corta una hebra de lana o cordel de 1 metro máximo, para que el hilo no se enrede.
  9. Haz un nudo gordote, más grande que al agujero.Hará de tope para que el hilo se mantenga tenso.
  10. Enhebra la aguja ¡y empieza a tejer!
  11. Al terminar la hebra, únela a la siguiente con un nudo. Hazlo detrás del marco, para que no se vea la unión. Ayúdate con una aguja para que quede tenso y corta el excedente con unas tijeras.
  12. Para el efecto cuadriculado, debes crear un tapiz. Pasa una vez el hilo por arriba y otro por abajo ¡así hasta el final!

Alfabeto moderno de punto de cruz

Sin categoría, toSTITCHlist, toWEARlist

Como la canción que inspiró esta camiseta y el grupo que lo creo, este alfabeto de punto de cruz es antiguo, pero moderno.

La primera vez que escuché la canción Antigua, pero moderna de Novedades Carminha se activó el modo reproducción en bucle en mi cerebro y no dejé de canturrearla durante días. Y aún me pasa cada vez que la oigo de nuevo. Así que en una tarde de domingo, mientras crocheteaba calcetines con Los Bridgerton de fondo, decidí rendir homenaje a la viejoven que soy y hacer de su estribillo un lema estampándolo en una camiseta.

Patrón para personalizar camiseta con abecedario moderno de punto de cruz

Antigua, pero moderna. Así debía ser también la tipografía. Pensé, pues, que un alfabeto de punto de cruz sería perfecto para ello. Después de una larga búsqueda en Pinterest, encontré la tipografía perfecta. Se trata de una fuente muy sencilla, pero con estilo, que con pocos puntos define perfectamente cada letra. Comparto aquí abajo el abecedario completo para que podáis crear vuestros propios patrones.

El alfabeto moderno de punto de cruz

Patrón con abecedario moderno de letras de punto de cruz
Fuente: Font Meme

Algunos trucos para bordar un alfabeto

Aunque este alfabeto de punto de cruz es muy simple, para que quede perfecto os recomiendo utilizar papel cuadriculado para diseñar vuestra frase y calcarla con un estabilizador de bordado soluble. Si queréis un tutorial específico técnicas para transferir imágenes a tejido, no dudéis en pedirlo en el Instagram de To DIY List y prepararé vídeo con todos los pasos.

¿Os animáis a crear vuestra propia camiseta antigua, pero moderna? ¡No olvidéis mencionarnos si la compartís en Instagram para que podamos verla!

Cómo customizar tu camisa vaquera

toSTITCHlist, toWEARlist

Un clásico en cualquier fondo de armario. La camisa vaquera es una prenda súper versátil, apta para prácticamente cualquier estación del año. Si quieres darle un toque diferente y personal a esta prenda, en esta entrada os cuento cómo customizar tu camisa vaquera.

Cómo customizar tu camisa vaquera

Mi propuesta es muy sencilla ¡bordarla! ¿Habéis pasado por esa fase en la que veis diseños para bordar en todas partes? Pues cuando di con el perfil de David Rollyn ¡lo veía todo a puntadas! Lineal y esquemático, su trabajo es perfecto para iniciarse en el bordado (y una verdadera maravilla).

1. Elige tu diseño

Esta es la parte más fácil, aunque a veces se convierte en la más difícil. Hay días que puedo pasar horas y horas en busca el diseño perfecto: uno que me guste, funcione bien con la prenda y se adapte a la técnica del bordado. Para ponéroslo fácil, más abajo os dejo una plantilla PDF descargable con el diseño que escogí para mi camisa vaquera.

2. Escoge la zona a bordar

El paso 1 y 2 pueden intercambiarse. Puedes empezar eligiendo la parte de la camisa que te gustaría destacar y elegir un diseño que se ajuste a ella o, pensando ya en el diseño que te gustaría trabajar, buscar la parte de la prenda en la que quede mejor. La creatividad no tiene límites, puedes bordar donde quieras y lo que quieras, pero mis partes favoritas en una camisa son:

  • cuello: en los picos o la parte central trasera, me encanta para anotar frases o palabras
  • puños: genial para bordar alrededor de los botones a modo de gemelo o para cubrir toda la pieza con un pattern
  • bolsillo: en el saco o la solapa, al enmarcarlo, ayuda a resaltar el diseño
  • cruce: en el espacio entre los botones o alrededor de ellos, ideal para pequeños detalles y cenefas
  • canesú: cubriendo toda la pieza, da un estilo muy «western» a la prenda

3. Transfiere el diseño a tu camisa vaquera

Existen muchos métodos de transferencia a tela para bordado, pero mi favorito para el tejido vaquero es mediante un estabilizador de bordado. Dependiendo del que elijas, puedes calcar el diseño o incluso imprimirlo directamente. Existen algunos autoadhesivos que quedan perfectamente fijados a la tela de base. Además, como el material es soluble, una vez hayas terminado solo tienes que humedecerlo y ¡zas! desaparece por arte de magia.

4. ¡A bordar!

Aquí empieza lo divertido. Escoge los colores que mejor queden, tus puntadas favoritas ¡y da vida a tu diseño! Si quieres aprender nuevas puntadas de bordado o refrescar ya las conoces, puedes visitar la sección toSTITCHlist para consultar técnicas de bordado y ver algunos trabajos ya terminado que te pueden inspirar.

Descarga gratis la plantilla PDF para personalizar tu camisa vaquera

¿Te animas a customizar tu camisa vaquera? ¡No olvides subir tu foto a Instagram y mencionar a @todiylist para que veamos el resultado!

Qué sembrar en Noviembre

toGROWlist

¡Se acerca el frío! Es momento de proteger tus plantas de las bajas temperaturas. Si tienes un macetohuerto, puedes resguardar tus cultivos en un invernadero, aislar las macetas envolviéndolas con papel de burbujas o incluso trasladar los más vulnerables al interior de casa. Además de estas tareas de mantenimiento, esto es todo lo que puedes sembrar en Noviembre.

Qué sembrar en Noviembre

  • perejil 
  • acelga
  • lechuga
  • escarola
  • espinaca
  • coles
  • borraja
  • apio
  • puerro
  • calçot
  • cebolla
  • ajo
  • rabanito 
  • nabo
  • remolacha
  • zanahoria
  • judía
  • haba
  • guisante

¿Cómo van vuestros cultivos de invierno? ¿Ya tenéis algunos brotes de lo que sembrasteis en Octubre? ¡Contadnos en nuestro perfil de Instagram!

Cuelga macetas de macramé DIY

toDECOlist

¡Atención plant lovers , este tutorial es para vosotr@s! Un proyecto fácil y resultón, perfecto para iniciarse en el macramé. Así es como podéis hacer vuestro cuelga macetas de macramé DIY.

Materiales para un cuelga macetas de macramé DIY

  • algodón para macramé
  • tijeras
  • lanas de colores o cordeles

Cómo hacer un cuelga macetas de macramé DIY

  1. Corta 2 trozos de cordel de 2 metros. Puedes variar la medida en función de lo largo que quieras que quede.
  2. Dobla los cordones por la mitad para encontrar su centro. Dobla un trozo de la lana de un palmo aprox y colócalo en el centro.
  3. Usa el extremo largo de la lana para enrollarlo todo. Debe quedar bien juntito, sin dejar espacios.
  4. Introduce la hebra de lana en el loop que se ha formado. Tira de ambos extremos hasta ocultar la únión y corta el sobrante.
  5. Repite cambiando de color. Hasta cubrir unos 20 cm del centro del cordel.
  6. Ahora formamos el agarre del colgador. Reúne todos los cabos de cordel y envuélvelos con la misma técnica.
  7. Ordena los cordones para que mantengan su posición. Enróllalos a un palmo del final para crear el apoyo de la maceta.
  8. ¡Casi hemos terminado! Iguala el largo, enrolla un trocito y deshilacha para crear flecos.

¿Qué tal ha quedado tu cuelga macetas DIY? ¡Queremos verlo! Menciona a @todiylist en Instagram para presumir de plantas colgantes. Y si te ha gustado este tutorial, no te pierdas nuestro cactus de macramé DIY.

Cactus macramé DIY

toDECOlist, toWEARlist

De llavero, para decorar un bolso o mochila, o como ambientador impregnándolo con unas gotitas de aceite esencial. Este cactus de macramé es sencillo de trabajar ¡y monísimo! Os comparto todos los pasos a seguir y vídeo del proceso.


Materiales para hacer un cactus de macramé DIY

  • cordón de algodón para macramé
  • lana
  • alambre
  • hilo
  • aguja lanera
  • tijeras
  • cinta métrica
  • cinta adhesiva
  • anilla (si vas a utilizarlo como llavero)


Cómo hacer un cactus de macramé DIY

1. Corta dos trozos de cordón. Uno de 20 cm y otro de 35 cm.

2. Asegura los extremos con cinta. Así evitarás que los hilos de macramé se deshilachen mientras trabajas.

3. Corta el alambre 2 cm más corto que el cordón. El cordón que sobra, servirá para los flecos de tu cactus de macramé DIY.

Cactus macramé DIY

4. Ata la lana con un nudo bien fuerte. ¡O mejor, dos!

5. Rodea el cabo suelto y el alambre con la lana. Da las primeras vueltas bien prietas para que no se escapen.

6. Y ahora ¡un montón de vueltas más! Procura que queden juntitas para que no se vea el cordón.

Llavero cactus macramé DIY

7. ¡Otro nudo bien fuerte! Y repite el proceso con el segundo cordón.

8. Esconde los cabos con ayuda de la aguja. Con cuidado ¡pero con fuerza!

Cactus macramé DIY

9. Modela los cordones para formar tu cactus de macramé DIY. ¡Esta es la parte divertida! No hace falta que quede igualito a este. Cada cactus, como cada persona ¡es único!

Cactus macramé DIY

10. Empieza cosiendo la parte del tronco. Atraviesa con cuidado, cogiendo un poquito del cordón. Si tienes hilo del color de la lana ¡mejor! Así se verán menos los puntos de unión. También puedes usar una pistola de silicona. Es más rápido, pero algo más engorroso.

11. Lo mismo para unir la parte de las ramas. Hilo, aguja ¡y paciencia!

Llavero cactus DIY

12. Sujetamos la anilla al cordón con lana. ¡Y ya casi hemos terminado! Asegúrate de apretar bien el nudo. Y escóndelo con ayuda de la aguja.

Llavero cactus macramé DIY

13. Tijeretazo para igualar los flecos. Et voilà ¡tu llavero con un cactus de macramé DIY está listo!

Cactus macramé DIY

¿Te animas a hacer tu propio cactus de macramé DIY? ¡No olvides hacer foto de los resultados y etiquetar a @todiylist en Instagram para que podamos verlo!

Si te gusta el estilo boho, no te pierdas el post de la Camiseta festivalera DIY.

Macetohuerto en cajas de fruta recicladas DIY para huerto urbano

Macetohuerto en cajas de fruta DIY

toGROWlist

Un frutero majo, un buen sustrato y un poco de maña, es todo lo que necesitas para crear este macetohuerto en cajas de fruta DIY.

Estos recipientes son compactos, resistentes y de gran capacidad, por lo que resultan perfectos para cultivar en el huerto urbano de tu balcón o terraza.

Materiales para tu macetohuerto en cajas de fruta:

  • Cajas de fruta (puedes pedirlas en el mercado o la frutería más cercana a tu casa)
  • Pala de jardinería
  • Sustrato para huerto urbano (evita la turba que venden en tiendas no especializadas, mejor elige un sustrato de calidad)
  • Bolsa de sustrato vacía (también puedes utilizar tela o malla geotextil)
  • Tijeras

1. Recorta la bolsa

Debe ajustarse a la medida del basket de fruta, cubriendo el fondo, pero también los lados. Lo ideal es que quede como a 1 cm del borde de la caja, para que no sobresalga.

2. Coloca la bolsa en la caja

Deja la parte estampada en el interior, así que se verá a través de los agujeritos de la caja será la cara lisa negra. De esta forma, la bolsa quedará mucho más discreta e integrada.

3. Agujerea la bolsa

Haz agujeros en el fondo de la bolsa. Muchos. ¡Todos los que puedas! Este paso es esencial para garantizar el correcto drenaje de la tierra, así evitarás que tus plantas se ahoguen si las riegas de más o llueve mucho. Este paso no será necesario si escoges forrar las cajas con tela o con malla geotextil, pues estos materiales son porosos ya por sí y filtran muy bien el exceso de agua.

4. Llena con tierra la caja

Puedes hacerlo con las manos o con la ayuda de una pala de jardinería. Añade tierra hasta que cubras la bolsa casi por completo, dejando un poquito de margen para que no desborde.

5. ¡Planta lo que quieras!

Lechugas, tomates, rabanitos… ¡Convierte tu terraza o balcón en tu verdulería! Cada tipo de planta necesita una cantidad mínima de tierra, así que te aconsejo que adecues el tamaño del basket a las exigencias de la planta. Las lechugas se apañan con una caja planita, pero otros cultivos como los tomates o las berenjenas son más exigentes. Si te interesa este tema, te recomiendo que visites la web de Plantea en Verde y sus calendarios de siembra ¡te resultarán súper útiles!

¿Te atreves a montar tu macetohuerto en cajas de fruta DIY en casa? ¡No olvides compartir fotos del resultado en tus redes sociales y etiquetarnos para que podamos ver cómo ha quedado!

Camiseta festivalera bordada personalizada Badlands DIY

Camiseta festivalera DIY

toSTITCHlist

La cuarentena, ese choque en seco que nos puso a todos del revés, fue el origen de esta camiseta. Y diría que también de este blog. Ese chute extra de tiempo del confinamiento despertó de nuevo el gusanillo del DIY, que llevaba ya una buena temporada hibernando. Bueno, y también un terrible mono festivalero (que, a día de hoy, aún no he conseguido aplacar). Así que, con la aguja en una mano, una cerveza en la otra y Javaline Road sonando a todo volumen, me dispuse a prepararme para la próxima temporada de conciertos, marcándome una camiseta festivalera DIY con el merchan de uno de mis grupos valencianos favoritos, Badlands.

Aunque de primeras pueda parecer complejísima, la ejecución es súper sencilla, palabrita de DIYadicta. No hacía ni una semana que había terminado el curso online de Técnicas básicas de bordado con Señorita Lylo en Domestika. Con un par de proyectos pequeñitos previos para romper mano y alguna dosis de ensayo-error, pude finiquitarla en un par de tardes.

A continuación comparto con vosotrxs los materiales que vais a necesitar y algunas instrucciones y consejos para que os quede una camiseta rebonica.

Materiales para tu camiseta festivalera DIY:

  • Aguja
  • Hilo mouline
  • Tijeras
  • Bastidor
  • Bolígrafo textil (la tinta desaparece al aplicar calor)
  • Plantilla (yo utilicé esta de Urban Threads)

Cómo transferir la imagen para bordar a la tela

Hay varias formas de pasar un diseño al tejido (dedicaré un post específico a ello más adelante). En este caso, por comodidad y escasez de recursos, opté por calcarla directamente de mi portátil. No es lo más recomendable, pues si lo haces con frecuencia o te pasas con la presión puedes llegar a dañar la pantalla. Pero estábamos en pleno estado de alarma, y en tiempos de guerra, cualquier agujero es trinchera XD.

Si te atreves con esta técnica, aquí tienes algunos consejos que te harán el proceso más cómodo:

  1. Escala la imagen a tamaño real, tal y como quieres quede sobre la camiseta.
  2. Sube el brillo de la pantalla al máximo, para que la imagen se vea más intensa y transparente mejor.
  3. «Viste» la pantalla con la camiseta. No dejes simplemente caer la camiseta sobre la pantalla, mete el portátil (o el teléfono, que también te puede hacer el papel) entre el pecho y la espalda, así habrá una única capa de tejido y clareará mejor.
  4. Utiliza un par de gomas elásticas para fijar la camiseta a la pantalla. Las típicas planas que vienen con los espárragos funcionan fenomenal. Te ayudarán a que el tejido se mueva lo menos posible mientras dibujas sobre él.

Cómo colocar el bastidor de bordado

¿Ya tienes el diseño? ¡Estupendo! Es hora de prepararse para bordar.

Colocar el bastidor es muy sencillo:

  1. Aflojas el tornillo.
  2. Separas los dos aros.
  3. Pones el tejido entre ambos.
  4. Vuelves a encajar los aros.
  5. Aprietas el tornillo hasta que el tejido no resbale.

¡Listo! Si no terminas de aclararte, hay un montón de vídeos en YouTube con el paso a paso. De todas formas, en breve prepararé uno propio (¡se me acumula la faena!). No tiene mucho misterio, lo único que debes tener en cuenta es la tensión, sobre todo en tejidos elásticos como el de una camiseta. El tejido debe quedar lo bastante firme para permitirte trabajar con comodidad, pero sin pasarse, para que la tela no ceda por la presión del bastidor y se deforme.

Trucos y consejos para empezar a bordar el diseño

¡Ahora sí! ¡Empieza lo bueno! Hora de dar rienda suelta a tu creatividad. Si normalmente te puede el entusiasmo, la impaciencia y en ansia viva como a mí, te lanzarás de cabeza sobre la tela peeero… Después de unas cuantas labores (y de hacer y deshacer puntadas como una condenada) entenderás que un poco (solo un poco, lo prometo) de planificación previa te ahorrará muchos errores fácilmente evitables.

Por ello, mi consejo es que antes de empezar a bordar decidas dos cosas:

  • Qué colores vas a utilizar. Bordar es como pintar con hilo, y algo tan siempre como escoger una bonita gama cromática es el 50% del éxito de un bordado. Yo suelo hacer un calculo rápido de los colores que voy a necesitar, elijo los que creo que combinan bien de mi caja de hilos y pongo las bobinas sobre el diseño, ubicándolas más o menos en la zona en la que quiero utilizar ese color para hacerme una idea de cómo quedará la composición.
  • Qué puntada usarás en cada parte del diseño. No es necesario que cada una de las partes del bordado tenga una puntada diferente. A menudo, menos es más. No obstante, algunas formas encajan mejor con determinados tipos de puntadas (lo irás descubriendo conforme aprendas nuevas puntadas) o pueden ayudarte a crear volumen y textura en la labor, haciendo que quede más interesante y bonita. Del mismo modo que con los colores, la plantilla puede resultarte muy útil en esta parte. Puedes anotar en ella las diferentes puntadas que quieres usar y dónde, a modo de chuleta.

Para mi camiseta festivalera DIY, utilicé las siguientes puntadas:

¡Ahora sí que sí! ¡Al lío! O, mejor dicho ¡al hilo! Aquí abajo tienes los tutorales de cada una de estas puntadas. La biblioteca de puntadas irá creciendo poco a poco, así que no olvides seguir to DIY list en YouTube, Instagram o Facebook para no perderte ni una.

¿Ya tienes tu camiseta festivalera DIY lista? ¡Lúcela como se merece! Sube una foto presumiendo de tu talento DIY en las redes sociales ¡y no olvides etiquetarnos para que podamos verla!