Cabecero de cama de ratán y lana DIY

Sin categoría, toDECOlist

El cabecero de cama es una de las piezas más importantes del dormitorio y, con este proyecto DIY podrás darle un estilo moderno y súper personal. ¿Quieres saber cómo hacer un cabecero de cama DIY con ratán y lana? ¡Sigue leyendo y encontrarás instrucciones y vídeo tutorial!

Un cabecero handmade y customizable

Hacía tiempo que andaba buscando un cabezal «con pollito» para mi dormitorio. Y como no conseguía encontrarlo… ¡decidí hacerlo yo misma!

Después de semanas buscando inspiración en Pinterest, finalmente mezclé varias ideas y referencias para crear este proyecto. Para el diseño de los hilos me inspiré en el trabajo de Hayley Sheldon (¡es maravilloso!). Y equilibre la parte central con un panel de ratán, más neutro y ligero.

¿Lo mejor de todo? Que es 100% personalizable. Puedes usar los colores, hilaturas y patrones que quieras (¡incluso decorar también el ratán con un bordado a punto de cruz!). De todos los proyectos DIY que tenía en mente, lo que me hizo quedarme con este fue precisamente su versatilidad. Así, si me canso, puedo convertirlo en otro cabecero totalmente diferente cuando quiera.

Qué materiales necesitas para tu cabecero de ratán y lana DIY

  • lienzos viejunos con bastidor (yo los conseguí en Wallapop)
  • ratán
  • lana o cordel (también puedes usar algodón, rafia… ¡lo que tú quieras!)
  • aguja lanera
  • taladro
  • madera de apoyo (una viejita, que no te dé pena estropear)
  • berbiquí
  • papel de lija (de grano grueso)
  • cola de madera
  • tijeras
  • cutter
  • cinta de carnicero
  • pintura
  • brocha
  • grapadora
  • metro
  • lápiz

Cómo hacer el cabecero de ratán o rafia

  1. Pon el ratán a remojo unos 30 minutos. Al entrar en contacto con agua, la rafia se irá ablandando y será mucho más fácil de trabajar. Además, también cederá un poco. De esta forma, al secar ya fijada sobre el marco, se tensará y quedará perfecta.
  2. Despega con cuidado el lienzo del bastidor. Si el encolado es muy fuerte, puedes ayudarte con un cutter o unas tijeras.
  3. Toma la medida del bastidor y corta el ratán sobrante. Debes dejar un borde que pueda envolver el marco hasta atrás para poder fijarlo con facilidad.
  4. Encola los laterales del bastidor. Reparte la cola con un movimiento de zigzag para que cubra bien la superficie.
  5. Grapa el ratán al bastidor. Empieza por los 4 puntos central y ve tensando y grapando hacia los extremos.
  6. Pinza con los dedos el excedente de ratán de la esquina y córtalo al ras. Fija bien los extremos al marco y encola el canto.

Deja secar ¡y listo! Vamos con la parte del cabecero bordada con lanas y cordeles, estilo tapiz.

Cabecero de ratán o rafia y bordado de lana tipo tapiz DIY

Cómo hacer un cabecero bordado con lana tipo tapiz

  1. Empezamos igual: despega con cuidado el lienzo del bastidor. Si el encolado es muy fuerte, puedes ayudarte con un cutter o unas tijeras.
  2. Elimina el exceso de cola seca con papel de lija. No tiene que quedar perfecto, luego lo cubriremos con pintura.
  3. Con ayuda de un metro y lápiz, marca la distancia entre agujeros. No llegues hasta el final del marco, deja un par de cm de margen en las esquinas para que la cuadrícula de hilo no se solape con los lados del marco.
  4. Agujerea el marco con un taladro. Si lo marcas antes con el berbiquí, te resultará más fácil.
  5. Cubriremos con pintura los laterales. Protege el frontal con cinta de carnicero para que quede perfecto.
  6. ¡Hora de crear tu diseño! Aprovecha el tiempo de secado para dibujar la trama de tu cabezal.
  7. Una vez seco, retira con cuidado la cinta de carnicero.
  8. Corta una hebra de lana o cordel de 1 metro máximo, para que el hilo no se enrede.
  9. Haz un nudo gordote, más grande que al agujero.Hará de tope para que el hilo se mantenga tenso.
  10. Enhebra la aguja ¡y empieza a tejer!
  11. Al terminar la hebra, únela a la siguiente con un nudo. Hazlo detrás del marco, para que no se vea la unión. Ayúdate con una aguja para que quede tenso y corta el excedente con unas tijeras.
  12. Para el efecto cuadriculado, debes crear un tapiz. Pasa una vez el hilo por arriba y otro por abajo ¡así hasta el final!